domingo, 4 de julio de 2010

Una Hermosa Jugada Típica (II)

Seguimos con la segunda parte de esta nota, en donde veremos la partida fuente de la jugada 15.Cdf5! que efectué hace algunas semanas. Como ya había mencionado, esta partida fue jugada por el MI Braga, y es una de esas joyitas del ajedrez que se merecen más repercusión. La jugada 20.Dd6!! es sorprendente. 
Vuelvo a pedir disculpas por los extensos análisis, en este caso en la jugada 17...g6?!. Con una pequeña aclaración sobre sus defectos posiciónales debería haber bastado, pero la belleza de las jugadas subsiguientes no me permitió eliminarlas. En cualquier caso, verlas no es indispensable y pueden ser fácilmente evitadas si los marean mucho.
Espero disfruten de la partida.

2 comentarios:

Angel dijo...

estoy entretenido viendo las variantes de la jugada g6 y todavía no he terminado de ver la línea principal dentro de esta variante, pero se agradecen los análisis y comentarios, dado que algunos, como yo, les resulta útil analizar las consecuencias o el tratamiento de un defecto posicional (amén de que desde un punto de vista conceptual se pueda "entender" de que se trata el asunto) esta bueno como ejercicio digo, y creo que es lo que uno hace intuitivamente de cierta manera cuando encuentra algo que le parece dudoso, se pone a tratar de ver el asunto digamos, quizás no siempre con tanto detalle como en el presente caso aunque a veces sí, cuando se trata de una partida propia por ejemplo, o cuando el tema le interesa, justamente por que de eso se trata todo en cierta forma, es decir, de intentar comprender la posición, y si la máquina tiene un ojo mágico que le permite encontrar instantaneamente una respuesta táctica para resolver los problemas de una posición, el hombre necesita entrenarse para agudizar su visión, ante esas "soluciones" tácticas también, que siempre son posibles digamos, por lo pronto solo podría decir que me parece interesante la jugada Ce5, pero todavía no he llegado al final del asunto jaja, saludos

Sebastián Fell dijo...

Pues en eso tenés razón. No alcanza sólo saber que hay una debilidad, sino también como aprovecharla. El problema aquí es que la refutación es puramente táctica (aunque obviamente basada en la debilidad de la diagonal a1-h8).