miércoles, 25 de mayo de 2011

Las Aperturas y el Final

Introducción 
Como profesor de ajedrez (y también de conversaciones en torneos), muchas veces me encontré con alumnos que quieren aprender aperturas. Y no necesariamente era esta fase del juego en la que necesitaban más ayuda. Hay cierta creencia entre los aficionados a este juego que la apertura es la parte fundamental y la que es más necesaria estudiar. En general, esas personas se compran el último libro de teoría y tratan de memorizar las líneas de juego que en ese libro se recomiendan.
Lamentablemente, esta forma de estudio está muy propagada, aunque es fácil encontrar en internet blogs o notas de destacados entrenadores o maestros que recomiendan justamente lo contrario, sin mencionar una gran cantidad de libros.
Entonces, ¿qué hay que hacer?
La apertura es una parte importante del juego, de eso no hay dudas. Pero sólo memorizar variantes no va a ayudar a nadie a mejorar su juego. Mucho mejor (más útil y más fácil) es estudiar las ideas, maniobras y golpes tácticos típicos de dichas aperturas. Para eso es esencial el trabajo con partidas modelo, en donde se muestran con detalle dichas ideas (aunque algunas veces se jueguen líneas que ahora se consideren inferiores, las ideas siguen siendo, en la mayoría de los casos, igualmente útiles). Sobre como trabajar en este aspecto, me gustaría recomendar el libro del MI Alejo de Dovitiis “Pensar la Apertura” (un libro pequeño y de bajo costo que no tiene “buena pinta” a primera vista, ¡por lo menos hasta que se lo empieza a leer!). Aunque trabaja casi todo el libro sobre la Variante del Cambio de la Apertura Española, el método y las explicaciones que da son muy útiles para el que quiera trabajar sobre cualquier apertura (al respecto, la introducción del libro es excelente). Y, por supuesto, si están interesados en dicha variante en particular, el beneficio es doble (o triple, ya que está además muy bien tratada la variante).
Otro aspecto a estudiar es la relación de la apertura con el medio juego y el final. Aunque la relación con el medio juego esta casi tácita cuando se estudian las maniobras y planes típicos, la relación con el final suele ser menos estudiada y se le suele poner menos énfasis. Sin embargo, no son pocas las aperturas que tienen una relación estrecha con ciertos tipos de finales, ya sea porque la estructura de peones se mantiene aproximadamente estática durante todo el curso de la partida, porque la apertura (o alguna variante de la apertura) tiende a producir grandes cambios de piezas, o porque la variante está basada (o tiene entre sus posibles planes) en conseguir un buen final, entre otras razones tal vez menos obvias.
Sobre este tema, otro libro a recomendar es “Temas Estratégicos de la Apertura al Final”, del GM Edmar Mednis, en donde justamente se estudian distintos finales típicos de ciertas aperturas. El único problema que le encuentro al libro es que no ofrece un método. Simplemente pasa a explicar los temas, pero no explica como cada uno de sus lectores puede hacer para estudiar un final que él quiera.
Sobre ese tema quiero dedicarme en estas notas. Veremos como podemos hacer el trabajo nosotros mismos. Para ello usaré de ejemplo un final que se da con frecuencia en la Variante del Dragón (de la Defensa Siciliana), pero quiero que el trabajo sea lo suficientemente abarcativo como para que sea útil (e instructivo) también a los que no jueguen dicha variante.

No hay comentarios: