jueves, 2 de junio de 2011

Las Aperturas y el Final (II)

Recaudando Información

Primero y esencial (hasta tendría que ser casi obvio) es decidirse por el final a estudiar. El trabajo tiene que ser sistemático y ordenado, y por lo tanto deben estudiarse los distintos finales típicos por separado. El que elegí para este artículo es el que se produce luego de un sacrificio de calidad en c3 (Txc3). En ese caso, la estructura de peones quedaría de la siguiente forma:

con un desnivel material de calidad de más para el Blanco. Muchas veces, el Blanco tiene peones en g4 y/o h4 (o incluso h5), y otras tantas el Negro tiene un peón de más (comúnmente el peón h, o uno de los peones doblados de la columna c).
Una pregunta que se podrían hacer es por qué elegí este final, cómo se que es típico, etc, etc. Eso lo se porque estudié la apertura y porque tengo experiencia en la misma. Lo que parece llevar a un círculo vicioso: ¿cómo tener experiencia si todavía no lo estudiamos? La forma más simple de salir del círculo es usando la experiencia de otros. Podemos conseguir ayuda de un profesor/entrenador, de libros o de un amigo adecuado.
Volviendo al tema en cuestión, el segundo paso es recaudar información. Si tenemos algún libro o artículo de una revista o página web, entonces la tarea es algo más simple. Pero igualmente siempre conviene buscar partidas modelo. En la actualidad, gracias a los avances tecnológicos y a las poderosas herramientas de bases de datos (ChessBase, Chess Assistant, Scid, etc) esta tarea es mucho más sencilla que hace algunas décadas.
Las partidas que se deben buscar son las que cumplan con los requisitos (variante del dragón, entrega de calidad en c3), lo que puede hacerse fácilmente con la búsqueda por maniobras y poniendo los códigos ECO correspondientes. Pero es importante agregar la condición de que la partida esté comentada. Aunque la partida tenga pocos comentarios, el hecho de que fuera elegida para ponérselos significa que la misma tiene algo valioso.
Cuando tenemos todas las partidas, hay que hacer una pequeña limpieza. Es muy posible que una parte de esas partidas sean totalmente inservibles. Pueden tener sólo comentarios por alguna posición de problema que contiene, o por una novedad teórica (recordemos que estamos estudiando el final de la apertura, y no nos importa tanto las sutilezas de apertura que pueden llevarnos a dicho final), o pueden no entrar en nuestros requisitos (por ejemplo, encontré muchas partidas en donde, luego de Txc3, se juegan sacrificios como Cxg4, que desvirtúan totalmente el final que queremos ver).
Entonces, nuestra primera tarea de análisis consiste en repasar las partidas rápidamente, convenientemente con el módulo prendido, y descartar las partidas que no nos interesen, como así también partidas que se definan rápidamente por golpes tácticos, o que contengan muchos errores (ahí la computadora puede sernos útil). Conviene aprovechar este paso para agregar pequeñas notas a las partidas cuando la computadora no adhiera, por una amplia diferencia, con las jugadas de la partida o con los comentarios de variantes o evaluaciones. Esto nos va a ser útil más adelante.
Después de esta selección, yo conseguí quedarme con 13 partidas “útiles”, que serán nuestro material de trabajo para más adelante.

No hay comentarios: