miércoles, 10 de agosto de 2011

Un Final Inesperado

A veces la partida no termina como nosotros lo esperábamos. Pero en los problemas compuestos esto suele pasar más a menudo. Por ejemplo, veamos el siguiente problema:

Traten de imaginar como debe ganar el Blanco. ¿Dónde tiene la ventaja? Cualquiera diría que son esos peones a punto de coronar, y estaría en lo cierto. Entonces, ahora busquen como coronarlos.
Juega el Blanco y Gana.

No hay comentarios: