jueves, 10 de noviembre de 2011

¿Cómo Utilizar el Tiempo Libre?

La participación Segunda Copa Latinoamericana de Ajedrez, en el país vecino de Uruguay, con un exigente cronograma de partidas (muchas jornadas a doble ronda, llegando al extremo de jugar 6 partidas en 72hrs) al que no estoy acostumbrado, me propuso nuevos retos. Las rondas se jugaban a las 10 y a las 19hrs (salvo la última que fue a las 9hrs, ¡todavía menos para dormir!), algo que no es común en los torneos de aquí, ya que suelen ser una ronda por día (muchas veces ni siquiera todos los días) y a la noche (para que a la tarde la gente trabaje). Entonces, la pregunta era: ¿cómo aprovechar el poco tiempo disponible? ¿Utilizarlo para descansar (dormir), para prepararse para la partida siguiente o para caminar, visitar y relajarse?
No había pensado mucho en eso antes del torneo, y durante el mismo utilicé varios “sistemas”. Por ejemplo, para mi partida contra Mahía, preparé bien la apertura, pero a costa de dormir poco. Obviamente, la preparación no resultó de nada y fui literalmente aplastado en las primeras jugadas. Algo similar me pasó con Krysa, cuando mi preparación si funcionó, pero cuando tuve que pensar la primera jugada fuera del libro, mi posición se cayó a pedazos. Simplemente, no tenía energía para pensar. El post-morten fue algo tragicómico, ya que me colgué piezas más de una vez en esos improvisados análisis. Esos dos casos fueron los más notorios, principalmente por el gran nivel de mis rivales, que supieron aprovechar con precisión mis erróneas jugadas. Pero también en otras partidas con rivales en teoría inferiores, mis jugadas no fueron las mejores (aunque terminé ganando).
Debo decir que mis mejores resultados fueron cuando dormí bien y preparé poco y nada, como en mis partidas con Tristan y Rodi, por ejemplo. Allí no había preparado nada, y simplemente preferí aprovechar el tiempo para dormir. El resultado fueron dos Sicilianas Dragón (yo con blancas) muy interesantes, con muchas jugadas fuertes de parte de ambos y, lo más importante, bien jugadas.
Mi conclusión para el próximo torneo es ¡dormir!

No hay comentarios: