jueves, 31 de marzo de 2011

Clases en el Club Argentino de Ajedrez

Empieza abril y empiezan nuevas clases en el 
Club Argentino de Ajedrez (Paraguay 1858, Ciudad Autónoma de Buenos Aires)
Clases para todos los niveles y edades.
Si quieren pedir información por teléfono,
comunicarse con el 4811-9412
¡Espero verlos en el club!

Las Piezas no Siempre Defienden Bien Desde Lejos

El título lo dice claramente. Cuando las piezas defienden casillas claves desde lejos, es más fácil desviar las piezas, o interponer alguna otra pieza en el medio. También es posible que la pieza defensora cumpla más de una función. Y ahí es claro que no tardará en aparecer alguna sorpresa (¿o tal vez no es una sorpresa?) del rival.


Juega el Negro y Gana.

Una Jugada Conocida, Un Tema Diferente (Solución)

Después de un fin de semana inactivo, vuelvo al ruedo. Antes que nada, pongo la solución del problema que dejé la semana pasada, y que resolvió correctamente Andrés.


Ahora, al tema del título.
¿Cuantas veces vimos el sacrificio Axh7+? Y la gran parte de las veces, ¿no continuaba con Cg5+ y Dh5, ganando por ataque de mate? Este sacrificio temático es muy famoso y aparece bien explicado en muchas obras (entre las cuales, aconsejo los libros del gran didacta argentino Roberto Grau, el "Tratado General de Ajedrez").
Pero que el sacrificio de alfil en h7 esté en general vinculado a dicho tema de ataque, no signifique que no funciona en otros casos. Por ejemplo, a uno tal vez ni se le ocurra el sacrificio, simplemente porque no hay un caballo blanco que para seguir con Cg5+. ¡Pero nunca hay que olvidarse la fuerza de la imaginación!

miércoles, 23 de marzo de 2011

Una Jugada Conocida, Un Tema Diferente

A veces, uno identifica ciertas jugadas y sacrificios con ideas conocidas. Por ejemplo, cuando uno tiene una batería formada con, por ejemplo, una dama en c4 y un caballo en f7, contra un rey en g8, lo primero que uno piensa es en Ch6+ y buscar el mate de Greco.
Esto suele ser muy beneficioso, para poder hallar combinaciones en poco tiempo. Pero también a veces nos hace limitarnos en nuestras búsquedas.
Veamos el problema de esta semana.


El Blanco está simplemente mejor. Tiene un peón de más, fuerte control sobre la única columna abierta, etc. Pero todavía hay que ganar. Y ahí viene la táctica al rescate. Juega el Blanco y Gana.

La Coordinacinación de las Piezas (Solución Definitiva)

Ahora sí, tendremos la ocasión de ver resuelto completamente este problema.


Nunca hubiera esperado que tuviera tantas aventuras este simple problema de táctica...

domingo, 20 de marzo de 2011

Partidas Espectaculares (VII)

Como prometí en una partida anterior, volvemos aquí con una de las secciones más antiguas de este Blog, y que tenía bastante abandonada en los últimos meses. Aquí tenemos una nueva Partida Espectacular.
En el caso de hoy, veremos una partida jugada por dos amigos y asistentes a las Clases de los Viernes del Club Argentino de Ajedrez (que, por cierto, están por empezar este año).
Fue durante el torneo que jugaron en febrero, en el que yo también participé. Cuando terminé mi partida, antes de volver a mi casa, decidí pasar a ver que tal iba esta partida. Y estoy conforme porque, en el poco tiempo que vi la posición, pude hacer la evaluación más precisa de la partida: ¡es todo muy confuso!


La partida, mirada de una manera muy objetiva, en realidad fue mal jugada por el Negro en la apertura, que entrega una pieza y queda perdido. Pero luego el Blanco no pudo aprovechar su ventaja y el Negro logró primero igualar la posición y, luego, terminar ganando, gracias a un burdo error del Blanco.
Pero esta evaluación es totalmente superficial y mentirosa. Las cosas no fueron tan fáciles. Es difícil, aún en la tranquilidad del hogar, sugerir donde se confundió el Blanco. Aún en las variantes ganadoras que doy es claro que el juego es confuso, y que el Negro todavía tiene cierta iniciativa. La verdad es que es muy difícil defenderse en una posición así. El Blanco tiene muchas jugadas disponibles, la mayoría igualmente ganadoras. Pero también igualmente peligrosas. Tomar una decisión en dichas circunstancias es muy difícil. Y sufrir tanta presión durante tanto tiempo suele terminar produciendo errores simples, como el que ocurrió al final de esta partida. Estoy seguro que si le presento la posición al jugador de Blancas, examinará la posición unos pocos minutos y no repetirá la jugada perdedora.
Por lo dicho, creo que es fácil criticar. Pero es difícil hacerlo mejor.

In Praise of Chess 24 (Elogio al Ajedrez 24)

There must have been a time when men were demi-gods – or they could not have invented chess at all. Can it indeed have been invented? I am almost tempted to believe that chess is a discovered fragment of inexhaustible, ever-creative nature.
Gustav Schenk
The Passionate Game, 1937

Traducción:
Debe haber habido un tiempo cuando los hombres eran semi-dioses - o sino ellos no podrían haber inventado el ajedrez. ¿Puede en realidad haber sido inventado? Estoy casi tentado a creer que el ajedrez es un fragmento descubierto de la inagotable, siempre creativa naturaleza.

Como ya comenté en la nota anterior, el título completo de la obra es "The Passionate Game: lessons in chess and love" (El Juego Apasionado: lecciones de ajedrez y amor. En esta obra, el autor trata de explicarle a su novia, de una manera algo mística, el arte de jugar al ajedrez.

miércoles, 16 de marzo de 2011

La Coordinacinación de las Piezas (Solución y Nuevo Problema)

Cuando estaba por poner la solución al problema de la semana pasada casi de casualidad encuentro que en realidad los análisis estaban fallados.
Primero, voy a tener que pedir disculpas por decir que el Blanco ganaba en la posición del diagrama, cuando en realidad, gracias a este nuevo hallazgo, la posición parece estar igualada. Segundo, les voy a dejar la "solución" hasta el punto en donde el Negro tiene la defensa "casi milagrosa", para que traten de descubrirla ustedes mismos.
Aquí está el nuevo problema:


Ahora es el Negro el que juega, y tiene que hacer tablas (a menos que vuelva a encontrar otra jugada milagrosa)

domingo, 13 de marzo de 2011

Una Obra de Arte

Cuando se me ocurrió comentar la partida que sigue, no se por qué tuve la impresión de que ese día la analizaría completamente. Obviamente, esto no fue tan sencillo, y casi no llego a poner la partida este fin de semana.
Pero aquí esta. La partida en cuestión es Marco-Maroczy, Memorial Kolisch 1899. La partida es famosa, pero no tanto como debería serlo. Aunque con el preámbulo que estoy dando, y dado la fecha de la partida, muchos pensarán que esta partida debería estar en la sección de Partidas Espectaculares (que por cierto está algo descuidado, pero prometo seguir poniendo más material en las próximas semanas), en realidad la belleza de esta partida se encuentra en el final (ya verán que la apertura y medio juego dejan mucho que desear). Este es, posiblemente, uno de los mejores finales de caballos jugados en la historia, y sin embargo no aparece mencionado en varios tratados del tema. Por ejemplo, en la obra de Averbakh sólo aparece el remate final. Y en otros libros famosos no hay mención. Buscando por internet, encontré que el final está analizado en el clásico de Fine (Finales Básicos de Ajedrez), pero lamentablemente no tengo ese libro.
Así que me tuve que remangar, y analizarla en completo, sin mucha ayuda de libros ni de ninguna otra índole. La computadora, que luego usé para revisar, no sirve de mucho para estos finales. En varias posiciones de fortalezas no "se da cuenta" y sigue afirmando que hay ventaja, mientras que en otras tantas posiciones ve la ventaja, pero no sabe como aprovecharla. Eso a veces es un aliciente. Todavía las computadoras tienen defectos.


El análisis de esta partida me llevó muchas horas, y es posible que hubieran errores. Así que estaría muy agradecido si, si alguien encuentra alguna falla, me la apunte. Además, si alguien tiene el libro de Fine antes mencionado, o algún otro en donde aparezca esta partida, me gustaría mucho poder comparar los análisis

Actualización: El amable lector Marcus V Morais se hizo llegar el libro de Fine. Al ver la partida quedé algo desilusionado. Está casi todo el final trascripto, pero prácticamente sin análisis. Sólo pequeñas notas de algunos chistes tácticos, pero sin entrar en profundidad y sin nombrar errores por ninguno de los dos bandos. Así que, para corroborar mis análisis, tendré que esperar sus comentarios.

In Praise of Chess 23 (Elogio al Ajedrez 23)

Chess alone can strengthen one’s belief in the prodigious powers of the human race.
Gustav Schenk 
The Passionate Game 1937


Mi traducción:
El Ajedrez por sí solo puede fortalecer la creencia en los poderes prodigiosos de la raza humana.

Veremos más citas de este libro en próximas entregas, por lo que tendremos la ocasión de conocer al autor más adelante. Es interesante el título completo de la obra "The Passionate Game: lessons in chess and love" (El Juego Apasionado: lecciones de ajedrez y amor)

jueves, 10 de marzo de 2011

¿Qué Significa el Elo? (III)

Ahora que ya sabemos como se calcula el Elo, será más fácil para nosotros “entenderlo” (que, en todo caso, era el objetivo principal de esta serie de notas).
Hagamos algunas suposiciones. Digamos que tenemos un Elo de 2000 puntos y vamos a jugar un match  a 10 partidas contra un jugador de 2100. Vamos a ver cual tendría que ser nuestro resultado en ese match.
Para ello, utilizaremos la tabla a la que hacía referencia en la nota anterior:


La tabla es muy simple de usar. Lo que debemos buscar es la diferencia de Elo que tenemos con nuestro rival en la columna “Dif.”. En este caso, tenemos que buscar 100, y vemos que se encuentra en el intervalo 099-106. El número importante es que está al lado, el 64 (¡número ajedrecístico si los hay!). Este número nos indica el resultado que obtendríamos con un rival con 100 puntos de ranking Elo menos que nosotros. O sea que, en nuestro match imaginario, nuestro rival tendría que sacar aproximadamente un 64% de los puntos, y nosotros deberíamos sacar un 36% (obviamente, nosotros sacaríamos los puntos que faltan). Digo aproximadamente, porque la tabla sólo está para números enteros (el porcentaje en realidad debería estar entre un 64% y un 65%). O sea, en un match a 10 partidas, lo esperado sería que saquemos 3,5 puntos.
Lo interesante de este ejemplo, es que en realidad los Elos elegidos no influyeron en nada. Lo importante es la diferencia de 100 puntos de Elo. O sea, si hubiéramos elegido dos jugadores con 2456 y 2556, las conclusiones serían las mismas.
¿Y cuáles son las conclusiones? Si nuestro rival tiene 100 puntos de Elo más que nosotros, entonces aproximadamente (a groso modo) tenemos la posibilidad de ganarle una de cada 3 partidas (o de sacar 1 un punto de cada 3 partidas). O sea, nuestras posibilidades son relativamente buenas, o por lo menos más buenas de lo que se suele pensar.
Volviendo a revisar en la tabla, si la diferencia es de 200 puntos de Elo, de manera aproximada podemos concluir que tendríamos que sacar 1 punto cada 4 partidas. ¡Realmente algo muy bueno!
Obviamente, las cosas también son a la inversa. O sea, si nuestro rival tiene 200 puntos menos, entonces sólo deberíamos sacar 3 puntos cada 4 partidas, o sea, ¡a no confiarse!

miércoles, 9 de marzo de 2011

La Coordinacinación de las Piezas

Como sabrán, uno de los temas fundamentales del juego de piezas es como coordinarlas entre sí. Este tema da para mucho, así que aquí sólo veremos un ejemplo, en donde la ventaja de coordinación es más importante que la ventaja material.


Juega el Blanco y Gana

¡Pero Dije que no la Quiero! (Solución)

Veamos la solución al problema de la semana pasada:


Así que ya saben lectores, ¡nada de peleas conyugales antes de una guerra!

domingo, 6 de marzo de 2011

Aprendiendo a Ser Críticos (Solución)

Veamos que conclusiones saqué cuando vi la partida por primera vez (antes deben ver la nota anterior, porque sino no entenderán de que se trata esta)


Después de ver la partida con los comentarios de la revista, uno puede concluir que el Negro no jugó bien la apertura (14...Ad7?!) y después el Blanco sólo llevó sus piezas al ataque, sacrificó un caballo, y consiguió una fantástica victoria.
Pero después de ver mis análisis, el panorama es bastante distinto. El Negro jugó bastante bien la apertura, aunque tal vez no lo más preciso (17...Cg6 puede que sea una mejor solución). El Blanco jugó muy agresivo (1.e5!?) e imaginativo (18.Cf6!?). Y ante tanta presión, el Negro no pudo calcular con sangre fría y precisión y se derrumbó (18...gxf6?).
¿Vieron cómo dos comentarios de la misma partida pueden ser tan distintos?
Pueden haber varias razones. Podemos pensar bien o mal. Pero eso en realidad no importa. Lo que importa es que nosotros tenemos que ser conscientes de que los comentarios no tienen porque ser buenos o precisos. Y que, por tal motivo, debemos siempre de corroborarlo (o por lo menos permitirnos dudar).
Espero que, ahora, ¡se pongan a revisar también mis comentarios!

In Praise of Chess 20 (Elogio al Ajedrez 20)

Intimate conversation without a word spoken; thrilling activity in quiescense; triumph and defeat, hope and despondency, life and death, all within sixty-four squares; poetry and science reconciled; the ancient East at one with modern Europe – that is Chess.
Professor John Holland Rose (1855-1942)

Mi traducción:
Íntima conversación sin una palabra hablada, actividad emocionante en quintaesencia; triunfo y derrota, esperanza y desaliento, vida y muerte, todo dentro de los sesenta y cuatro casillas; poesía y ciencia reconciliadas; el antiguo Oriente en uno con la Europa moderna - eso es el Ajedrez.

No creo que pueda agregar mucho a este texto. Una exquisita definición del ajedrez.
Sobre el autor de la cita, John Rose fue un influyente historiador que escribió una famosa biografía de Napoleón.

jueves, 3 de marzo de 2011

¿Cómo se Calcula el Elo? (II)

Habiendo ya hablado sobre una definición del ranking Elo, creo que es oportuno hablar sobre cómo se calcula.
Distribución NormalLa manera de calcularlo es muy simple (y es una de las razones por las cuales se eligió este sistema y no otro, ya que en la época anterior a las computadoras era necesario un sistema fácil de hacer “a mano”). Ha habido varios cambios en cuanto a la manera en que se calcula, aunque la base sigue siendo la misma. De modo simplificado, lo que se hace es comparar el puntaje obtenido en cada partida (antes se hacía comparando los resultados de todo el torneo) con el resultado esperado. Simplemente se resta el puntaje obtenido al esperado, y ese resultado se multiplica por una constante K. Si quieren ver más detalladamente como se hace este cálculo, como se obtiene el puntaje esperado, y como se calculan las performance, es útil visitar una nota del matemático Daniel Ross en ChessBase (aunque esta explicado de manera muy matemática, y mientras no para todo es necesario saber algo de estadística, si está explicado con un lenguaje tal vez complicado para el que no esté habituado).
Sobre lo dicho en el párrafo anterior, quedaron algunas cosas por explicar.
Por un lado, ¿qué es la constante K? Es una constante que se le da a cada jugador, que su única utilidad es la de calcular el Elo. Actualmente hay mucha discusión al respecto, y es muy posible que sea cambiado en cualquier momento. Pero, por ahora, la constante es de 25 para los jugadores con menos de 30 partidas computadas, 15 para los que tengan más de esa cantidad de partidas y menos de 2400 puntos de Elo, y 10 para los que tengan más de 2400. Como habrán visto de la fórmula para calcular el Elo, cuanto mayor sea K, mayores serán los cambios (ya que estos se obtienen de un producto de K).
Números
Otra cosa que quedó sin aclarar es como se obtienen los puntos esperados. Esto es algo más complejo. Vienen dados por una integral impropia algo difícil de calcular, que pueden ver en el link dado anteriormente. Pero para el que no quiera calcular dicha integral, en realidad ya está resuelta para todos los valores (o sea, todas las diferencias de Elo entre dos jugadores posible), y sus resultados se encuentran en una famosa tabla (que hizo Arpad Elo). La única salvedad, es que en la actualidad se usa la regla de 450. Eso significa que la diferencia de Elo entre dos jugadores nunca será mayor a 450, y, en caso contrario, el Elo se ajustará para que cumpla con esta regla. Si, por ejemplo, juega alguien con 1800 de Elo contra un rival de 2500 de Elo, para calcular el cambio de ranking se contará al rival como si tuviera sólo 2250 (450 más que 1800).
En el próximo artículo, trataremos de “entender” lo que significa el Elo.

Agregado 8/3/13:
Ahora se usa la regla del 400, o sea que si juegan dos jugadores con más de 400 puntos de Elo de diferencia, entonces para el cálculo se considerará como que la diferencia es sólo de 400. Además, ha cambiado el K. Cuando antes se usaba el K=25 ahora se usa el K=30 (el resto es igual)

¡Pero Dije que no la Quiero!

El problema de esta semana me causó gracia al tratar de resolverlo. No voy a decir porque, para no adelantar nada de la solución. Sólo diré que juego el Blanco y Gana material.

miércoles, 2 de marzo de 2011

La Importancia de Volver a Revisar las Jugadas Candidatas (Solución)

El problema de la semana pasada era imposible resolverlo sin primero calcular las jugadas obvias (o recordando ideas de otras posiciones, como le paso al amigo Maximiliano Ifrán).
Entonces, primero veamos que pasa después de las lógicas 24.Axh6 y 25.Dg6+:


La combinación es muy tentadora, pero es fácil ver que en esta línea es difícil sugerir mejoras. El Blanco no puede mejorar el ataque. Es clave la defensa que brinda el caballo de f6 sobre h7. Y además, se ve también claramente que la dama y la torre de c3 no pueden hacer mucho solas.
¿Y entonces? ¿Qué hay que hacer? Lo fácil es rechazar la variante en su totalidad. Pero la verdad es que en sí es muy tentadora... Entonces, si nuestro instinto (esa palabra que uso tan a menudo, de la que tanto he hablado, y la que tanto seguiré mencionando) nos dice que "hay algo", y si obviamente tenemos tiempo para hacerlo, debemos seguir buscando. En este caso, tratemos de ver si podemos llevar más piezas al ataque. O veamos si podemos desviar al caballo de f6.
Y si uno tiene imaginación, encontrará que dicha jugada existe. No necesariamente desvía el caballo, pero si lo clava, y de una manera muy curiosa...


¡Sorprendente combinación!
¿Cuál es la conclusión? En general suele decirse que cuando tenemos que calcular, debemos elegir las jugadas candidatas, y luego ir calculando una a una, en orden, y sin dar vueltas (o sea, no ir y volver con las jugadas). Pero nuevas teorías (no mías, sino de personas más autorizadas), dicen que en realidad esto no es tan sistematizado en la mente de un GM. Y que, entre otras cosas, también  es importante volver a reflexionar sobre las jugadas candidatas luego de realizar los cálculos, porque estos nos pueden dar ideas que pueden servirnos antes. O también es posible que nos demos cuenta de jugadas más adelante, y que pueden no ser útiles en ese momento, pero si en otro.
Así es el ajedrez, ¡un juego infinito!