martes, 12 de junio de 2012

Y La Historia Se Repite (I)

Para todos los que se quedaron con la duda de quién era el que dijo la frase que dejé como acertijo les cuento que fue Manuel Golmayo de la Torriente, conocido principalmente por ser el hijo de Celso Golmayo Zúpide, gran jugador español (según su hijo, el primer MI español) y gran promotor del ajedrez en Cuba, siendo el primer campeón no oficial de dicho país y teniendo "algo que ver en que dos matchs mundiales (Steinitz-Chigorin dos veces) se jugasen en La Habana. La frase la extraje del libro "Temas de Ajedrez", de ¡1947!. Les copio el texto de nuevo, con la continuación, y dejo para otro día una pequeña explicación de la frase, con una pequeña opinión personal sobre el asunto:

"Los combates de los maestros actuales nos revelan con lamentable frecuencia la premisa del vasallaje absoluto al último figurín de la teoría de planteos, reverenciada como un dogma y la consecuencia de que cuando los dos bandos plantean correctamente y se llega entre la quince y la veinte jugada a la igualdad libresca, no hay arranque para afrontar los peligros que implican las tentativas de forzamiento y se conviene el empate o se llega a él con demasiada complacencias.
Muchos sintomas parecen indicar que estamos ahora en el punto muerto en que se inician los períodos de transición y no debe extrañar que para salir del atasco presente se vuelvan los ojos al pasado - a modo de retroceso momentáneo para tomar más impulso -, demandándole un porvenir que ofrezca mayores iniciativas a los cerebros inteligentes que operan sobre el tablero. Y entendiéndose naturalmente por pasado, para justificar esta actitud lo mismo en ajedrez que fuera de él, no la baraunda de los sucesos ocurridos, sino los valores depurados de la actividad humana que constituyen esencialmente el sujeto de la Historia. (...)
Creo que entre una docena de los mejores maestros actuales encabezados con Alekhine, Euwe, Flohr, Kashdan, Stolz, Lilienthal y Botwinnic (sic) que jugasen doce torneos seguidos no lograría ninguno triunfar tres veces y no tan sólo por equiparación de facultades, sino sobre todo porque en el campo experimental de la partida de ajedrez, la parte científica y reglada ha crecido hoy desmesuradamente en perjuicio de la parte de libre iniciativa en que pueden hacer mejor sentir su superioridad las inteligencias creadoras."

2 comentarios:

Angel dijo...

Hola, no sabiendo la respuesta iba simplemente a aventurar que fue alguien después de los años 50. Mi sugerencia iba por el lado de que por esa epoca si no me equivoco, a instancias de la "escuela rusa" sobre todo, con la influencia de jugadores y propulsores como botvinik por ejemplo, la investigación teorica comienza a tomar el cuerpo de sistema digamos, que con modificaciones, mejoras y refutaciones a continuado hasta los tiempos actuales, el ajedrez cientifico al que se refiere el artículo, sin desmerecer en lo más mínimo a todos sus promotores anteriores, partiendo de Steinitz por simplemente mencionar al que será reconocido como el impulsor canónico del juego ciencia (esta sería por ahora mi "hipotesis de trabajo" digamos). En realidad hay mucho que me falta saber del tema, y esto es algo que digo de oido digamos, pero que particularmente me interesa mucho, la HISTORIA del ajedrez, como la historia en general.

Uno de los libros que he leído hasta ahora es "los grandes maestros del tablero" de reti, a los de kasparov por ejemplo todavía no he llegado. Pero creo que particularmente este artículo da realmente mucho de que hablar y se puede tomar de diferentes lados, ya con el advenimiento de las computadoras y el desarrollo que parece llevar el ajedrez hasta los tiempos actuales, o por ejemplo con el tema de las críticas a las que son sometidos algunos ajedrecistas actuales, como por ejemplo, Gelfand y Anand. En particular espero a que publiques tu opinión al respecto para ver por donde enfocas el tema, pero el tema de que "la actitud creadora entra en conflicto con la actitud cientifica" ... digamos que es un debate que "filosóficamente" excede al ajedrez (o sea, es todo un tema en sí) y se puede extrapolar a otras actividades también en la que el ser en su integridad se debe manifestar.

Saludos.

pd: en el comentario original había escrito mucho más desarrollando esta idea para intentar exponer mi opinión al respecto, pero se hizo largo que no me dejaba publicarlo. En todo caso mejor así no se desvirtúa el tema no circunscribiendose especificamente al ajedrez por lo cual solamente te dejo esa puntita. Espero que se entienda, y que publiques tu opinión al respecto en todo caso para seguir comentando y dejo la que sería una opinión de mi profesor al respecto. "Que si por vos mismo encontrás la respuesta (a un problema, a una posición, la mejor jugada, lo que sea) nunca más te lo vas a olvidar, digamos que justamente por eso mismo". Y esto tiene que ver con ese tema. Yo creo que sí, la ciencia, reduce al hombre, a una cosa. El tema es no permitirlo. Saludos.

pd2: en algún aspecto creo que la crítica contra jugadores como alekhine o euwe por ejemplo, de las cuales mal o bien tengo alguna referencia, creo que es desmedida e injusta.

pd3: particularmente encuentro que el llamado "medio juego", detrás de toda esa murralla de teoría, para el jugador arriesgado (alekhine por ejemplo, que da la impresión de que jugaba como quería, a veces más posicionalmente, a veces combinativamente, a veces incluso provocando al rival, etc....), sigue ofreciendo un terreno para la imaginación, basta ver una partida entre computadoras por ejemplo, viendo la cantidad de movimientos que podrían parecer inútiles en una primera mirada, moviendo la torre de aquí para alla, o el rey de aquí para alla, antes de "decidirse" por una determinada continuación en la que el "cerebro" frío solo percibe "igualdad" o ligerisima chance de ventaja, para ver que incluso en el dominio matemático absoluto de la igualdad, no todo está siempre tan claro. Salud por tercera vez.

Sebastián Fell dijo...

Gracias por la reflexión.
Yo lo tomé para el caso particular de "el tema de las críticas a las que son sometidos algunos ajedrecistas actuales, como por ejemplo, Gelfand y Anand.", del que he leído bastante en los últimos días. Algo sobre ello ya he comentado en una nota anterior, pero este texto me dió pie para seguir con mi charla-monólogo.
En unos días publico la segunda parte, y me encantaría ahí si saber su opinión.
Saludos.