sábado, 29 de diciembre de 2012

Fin de Año Artístico (V)



En este caso, ¡la jaula fue al revés! No ha quedado encerrada una pieza del bando fuerte, sino que ha sido el rey del bando débil el que se ha encerrado en su fortaleza. Al impedir que el monarca rival pueda acercarse no hay imagen de mate.


Esta fortaleza defensiva es la más conocida (por lo menos por mí) de las que se producen con dos piezas menores. Y es, además, conocida desde hace muchos años. El ejemplo más antiguo que encontré es de ¡1792!:


Aquí, el problema podría pensarse que es de índole táctica (los dobles de caballo), pero en realidad dejan como sobreentendida la fortaleza y que este es el único intento negro para ganar. ¡La teoría de finales tiene larga tradición!
Ojo, no se crean que esta fortaleza siempre funciona. En la mayoría de los casos, el Blanco no llega a armarla. Hasta hay complejos estudios en donde la clave es tratar de quebrarla. Por ejemplo:


Ahora, olvidémonos de las fortalezas y veamos otra forma más peculiar para hacer tablas:



Me gustaría saber tu opinión al respecto de la nota. Para ello, me encantaría que comentes haciendo click más abajo. Además, si este artículo te parece interesante, me ayudarías mucho recomendándoselo a tus amigos a través de las redes sociales (como Facebook o Twitter) también con los botones que hay más abajo.

No hay comentarios: