jueves, 21 de febrero de 2013

Problemas Tramposos

Supongo que se habrán dado cuenta que desde hace un tiempo (tendría que buscar cual fue el primero...) que estoy poniendo lo que un amigo llamó "problemas tramposos".
¿Qué son los problemas tramposos? Son problemas sacados de partidas en donde hay una combinación aparentemente buena pero que por algún motivo no funciona (se haya producido o no la combinación en la partida). Un ejemplo reciente puede ser el que puse bajo el título "Un Clásico (Solución)", en donde la jugada 8.Ce5 es muy tentadora (tanto que se jugó en la partida), pero que en realidad es incorrecta.
¿Cuál es mi idea al poner problemas así? Pues bien, uno de los malos hábitos que tenemos (y me incluyo a veces) al resolver problemas de libros, revistas o diversas páginas web, es que sabemos que hay algo allí y si vemos una jugada o combinación que "tiene pinta" la hacemos sin calcular mucho (si algo hay, ¡debe ser eso!). Obviamente, este un grave error de disciplina, ya que hace prácticamente inútil el problema: no ejercitamos el cálculo de variantes, ni la elección de jugadas candidatas, ni la evaluación final, ni la imaginación (jugar lo primero que se venga a la cabeza difícilmente lleve a algo imaginativo).
Entre las maneras que se me ocurrieron para evadir este problema con mis alumnos es el de darles "problemas tramposos" (y por cierto, ha sido el más útil). La idea es que si no les digo que hay una continuación ganadora, sólo les digo que "hay algo", entonces deben esforzarse y calcular para no caer en una supuesta trampa (por supuesto, uno trata de no poner siempre "problemas tramposos" y poner también "combinaciones correctas" para que así el que resuelva no sepa con que encuentra).
Además, este tipo de problemas asemeja mucho más la realidad de una partida. Cuando uno juega con jugadores de buen nivel es mucho más común encontrar "combinaciones falsas" que "combinaciones verdaderas" y por lo tanto uno siempre debería sospechar de las jugadas del rival ("¿por qué movió el alfil a c3 y si yo le amenazaba comer la torre con un doble de caballo en 'c7'?").
Este método de elección de problemas les ha traído varios beneficios a mis alumnos, y espero les sean útiles a ustedes también. Me gustaría escuchar sus opiniones y saber que les parece este tipos de problemas (y si les parece que les han sido útiles).

Me gustaría saber tu opinión al respecto de la nota. Para ello, me encantaría que comentes haciendo click más abajo. Además, si este artículo te parece interesante, me ayudarías mucho recomendándoselo a tus amigos a través de las redes sociales (como Facebook o Twitter) también con los botones que hay más abajo.

3 comentarios:

Angel dijo...

Si fue hace menos de 1 año, yo me dí cuenta de que algo así podía estar sucediendo, luego (en un segundo momento) pensé que quizás siempre había sido así, hasta ahora, que directamente aparece este mensaje en el que me puedo descargar. Yo creo que estan muy buenos justamente por todo lo que decís en el mensaje, y en mi caso, me han resultado (y lo seguirán siendo) muy útiles. saludos.

Sebastián Fell dijo...

Muchas gracias Angel por tus constantes colaboraciones y me alegro que este tipo de problemas te hayan servido. Saludos.

Anónimo dijo...

HOLA SEBASTIAN, ME ENCANTA TU BLOG Y TE COMENTO QUE TENGO UNA ESCUELITA EN SAN JUSTO, STA FE, Y RECURRO SIEMPRE A TU PAGINA. FELICITACIONES!