domingo, 10 de noviembre de 2013

2° Partida del Match Mundial

Hoy se jugó la segunda partida y tuvimos la ocasión de ver unas segundas tablas cortas.
Carlsen volvió a sorprender en la apertura jugando una Defensa Caro-Kann y Anand respondió jugando la línea principal. Pero Carlsen venía bien preparado y parece que encontró una mejora en la teoría que lo dejó a Anand con dos opciones, jugar a tablas o arriesgar y jugar a ganar (incrementando sus chances de perder también). Cuando todos esperábamos 18.Dg4! con ataque devastador... Anand cambió damas y se firmaron las tablas unas pocas jugadas después. Muchos ya criticábamos que se hayan cambiado las damas, y la verdad es que muestra una actitud muy cauta, pero tal vez el ataque que daba no era tan devastador...
Antes de discutir sobre el tema, veamos la partida con algunos comentarios y partidas con 18.Dg4.


Cuando empecé a jugar torneos, solía jugar una línea contra la Caro-Kann con un rápido f2-f4, justamente con la idea de seguir con f4-f5 o para recapturar en 'e5' con dicho peón. Creía que así obtendría un fuerte ataque, pero las partidas que iba jugando me demostraba que ese avance dejaba más debilidades que ventajas. Hace un tiempo ya vimos algunos problemas de este avance cuando comentaba sobre un IRT que se jugó en el Club Argentino, pero ahora quiero que prestemos atención a lo que sucede luego del cambio en 'e5'. Para ello, primero veamos un ejemplo de lo que uno quiere llegar de blancas en una posición así:


Obviamente, aquí hay un detalle fundamental y es que el Negro no tiene contrajuego en el centro. Veamos un ejemplo con una estructura central similar a la partida principal:


Antes de sacar conclusiones, me gustaría mostrarles un ejemplo modelo de juego para el Negro, que me parece de los más aleccionador (y que me hace acordar tanto a mis partidas de hace algunos años...)


Entonces, viendo los comentarios de la partida Anand-Carlsen y las demás partidas suplementarias, ¿hizo bien en cambiar damas el Campeón?
En realidad, lo que quería mostrar es que 18.Dg4 también tenía sus riesgos. Hemos visto en los comentarios a esa partida y en la última de Adianto que el Negro también tiene sus opciones, y que el contrajuego a base de f7-f5 a veces logra dejarlo muy activo y hasta con un mejor final. Y la clave está en un comentario que hice en la última partida: "Es interesante hacer notar como en estos finales los peones blancos más avanzados terminan siendo vulnerables y permiten al Negro ganar la iniciativa con sus torres." Esto es una constante en la Caro-Kann, pero también en otras aperturas como la Siciliana (en especial en variantes en donde el Blanco se lanza al ataque rápidamente, como la línea 6.Ag5 contra la Najdorf). El Blanco avanza sus peones para atacar, pero si el Negro se defiende y logra cambiar algunas piezas, estos peones pasan a ser muy débiles.
Así dadas las cosas, Anand prefirió jugar seguro y buscar las tablas (contra un Carlsen que posiblemente había estudiado muy bien las variantes con 18.Dg4, dado la velocidad con la que jugó la apertura). Ambos jugadores están siendo muy pragmáticos, sin incurrir en riesgos innecesarios y tanteandose. Para el bien de los aficionados y (en especial) de los sponsors, espero que el "tanteo" haya llegado a su fín que empecemos a ver más acción. Aunque, desde mi punto de vista (y como estarán viendo por estas notas) ¡yo la estoy pasando muy bien!

Me gustaría saber tu opinión al respecto de la nota. Para ello, me encantaría que comentes haciendo click más abajo. Además, si este artículo te parece interesante, me ayudarías mucho recomendándoselo a tus amigos a través de las redes sociales (como Facebook o Twitter) también con los botones que hay más abajo.

No hay comentarios: